DEPRESIÓN

La depresión es un trastorno del estado de ánimo que se caracteriza por la presencia de síntomas como: tristeza, falta de energía, falta de interés, incapacidad para disfrutar de las cosas que anteriormente producían placer, dificultad para realizar las tareas cotidianas, sentimientos de inutilidad, de culpa, dificultad para concentrarse, problemas de sueño, de alimentación, cansancio, abatimiento…

Debemos diferenciar la depresión del bajo estado de ánimo, ya que la primera es un trastorno mental diagnosticado que requiere tratamiento y la segunda una alteración del estado del ánimo de menor gravedad que, en la mayoría de los casos, no requiere ningún tipo de intervención.

La depresión es una enfermedad que afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo según datos de la Organización Mundial de la Salud. Es un trastorno infradiagnosticado, ya que solo la mitad de las personas que padecen depresión están en tratamiento. Este hecho se debe al estigma asociado a los problemas mentales que todavía sigue presente en nuestra sociedad.

Los trastornos del estado del ánimo como la depresión son más grave de lo que en un primer momento podemos llegar a pensar, ya que afectan a todas las áreas de la vida del sujeto (familia, amigos, trabajo…), disminuyendo su calidad de vida y aumentando el riesgo de suicidio. Ante un posible caso de depresión, lo mejor es ponerse en manos de profesionales de la salud mental.