DUELO

El duelo es el proceso natural de adaptación, tanto a nivel emocional como a nivel psicológico, por el que pasamos las personas tras una pérdida y cuyo objetivo es reconocer, aceptar y superar lo sucedido. Cuando hablamos de pérdida no solo nos referimos al fallecimiento de un ser querido, sino también a una ruptura de pareja, un cambio de trabajo, cambiar de ciudad, independizarte, casarte, tener un hijo, que te diagnostiquen una enfermedad…

En el proceso de duelo se experimenta pena, aflicción, dolor, tristeza, miedo, soledad… pero también otro tipo de emociones como culpa, rabia, enfado, alivio o liberación, emociones que pueden desconcertar al doliente y hacer que busque ayuda profesional.  

Todos los cambios que se producen en nuestras vidas conllevan un proceso de duelo asociado. El hecho de necesitar la ayuda de un psicólogo para poder elaborar correctamente esa pérdida dependerá del tipo de pérdida experimentada, ya que no es lo mismo que fallezca una persona querida a cambiarte de casa; de las capacidades de afrontamiento de la persona, ya que hay personas con más recursos que otras para hacer frente a las adversidades de la vida; y del apoyo social recibido, el cual es un factor protector antes los problemas y un factor muy importante en el duelo.

Para saber más:

• ¿Qué sucede cuando fallece un ser querido?

• Cómo superar la muerte de un hijo

• El proceso de duelo en niños y adolescentes